INVERSION EXTRANJERA EN LA
REPUBLICA DOMINICANA:

 

La Republica Dominicana se ha caracterizado en
las dos últimas décadas por ser un buen punto de inversión para los inversionistas
extranjeros, esto se debe a las facilidades burocráticas que brinda para que
cualquier persona que llegue al país y desee ser partícipe de las actividades
comerciales lo haga en muy poco tiempo. Es el país que mayor inversión directa recibe
por parte de extranjeros, según el Banco Mundial.

 

¿A QUE SE DEBE ESTO?

 

Pues, como dije antes, República Dominicana
ofrece facilidades a los inversionistas extranjeros, además, de una política de
igualdad muy pronunciada, donde le brindan el mismo trato tanto a los extranjeros
como a los nacionales, regidos por las mismas normas y debiendo cumplir los mismos
derechos.

 

La Ley 16-95 dice: “CONSIDERANDO: Que el Estado
Dominicano reconoce que la inversión extranjera y la

transferencia de tecnología contribuyen al
crecimiento económico y al desarrollo social del

país, en cuanto favorecen la generación de
empleos y divisas, promueven el proceso de

capitalización y aportan métodos eficientes de
producción, mercadeo y administración”

 

De esta manera se considera la inversión extranjera
es un impulso para la economía nacional, impulsando la misma en diferentes
factores, tales como: desarrollo social, generación de empleos y divisas, capitalización
y nuevos métodos eficientes de producción.

 

La inversión extranjera es un buen motor para la economía,
personalmente lo considero necesario, claro, hasta cierto punto.

 

El Centro de Exportación e Inversión de la República
Dominicanas una institución creada en el 2013 para fomentar la inversión de
extranjeros, esta institución brinda capacitación e información de manera
gratuita a los inversores extranjeros.

 

También se da la tarea de atraer inversionistas
extranjeros promoviendo la Republica Dominicana como destino de inversión y
ayudar a los inversionistas a preparar sus estrategias para tener éxito en su actividad
comercial dentro del país.   

 

Algo
que me pareció muy curioso es que el gobierno Dominicano presta su garantía soberana
(sirve de garante) para que los inversionistas extranjeros puedan tomar préstamos
para financiamiento de sus proyectos en el país, esto por vía de la OPIC y
OMGI, ambas instituciones han pactado un acuerdo con República Dominicana para
que esto pueda ser posible.

 

En
un esfuerzo para atraer la atención de más inversionistas extranjeros, la
Republica Dominicana ha puesto en marcha un sistema de incentivos a la inversión
extranjera, los más importantes a continuación:

 

INCENTIVOS A LA
INVERSION EN ZONAS FRANCAS:

 

La
Ley 8-90 establece que sobre el fomento de las zonas franca como un área geográfica
del país, sometida a diversos controles fiscales precisos, en los que se
promueve servicios con enfoque hacia el mercado internacional mediante la concesión
de diversos incentivos.

 

Las
empresas que se establecen en las zonas francas operan en un entorno de libre
comercio y con ciertas ventajas de mucho provecho para las mismas, se
benefician, por un periodo de hasta tres lustros, renovables, de la exención
total del impuesto sobre la renta(ISR); del impuesto sobre transferencia de
bienes industrializados y servicios (ITBIS); de los impuestos sobre la construcción,
entre otros.

 

Cabe
destacar que toda transacción comercial realizada hacia una zona franca se
considera una importación o exportación, aun cuando el destino o el origen sea
dentro del país. De ahí se deriva que los bienes y servicios de las zonas
francas que se venden en el país, estén sujetos a los impuestos pertinentes,
salvo algunas excepciones.

 

Las
zonas francas son supervisadas y reguladas por el Consejo Nacional de Zonas Francas
de Exportación (CNZFE). Institución que, entre otras ocupaciones, evalúa las
solicitudes de las empresas para operar dentro de las zonas francas.

 

INCENTIVOS A LA
INVERSION EN ZONAS FRANCAS FRONTERIZAS:

 

También
existen incentivos para el desarrollo de las zonas francas fronterizas, en
virtud de la Ley 28-01 que las crea. Dentro de estos incentivos se encuentra la
exención durante un periodo de 20 años del pago de impuestos internos,
aranceles aduaneros y de impuestos sobre materia prima, maquinaria y quipos.

También del beneficio a préstamos con tasas de interés preferenciales.  

 

INCENTIVOS A LA INVERSION EN ZONAS FRANCAS
FINANCIERAS:

 

La Ley
480-08 creó el contexto jurídico para el establecimiento de zonas francas
financieras internacionales en el país, de manera que estas puedan brindar
servicios financieros extraterritoriales, al igual que otros servicios afines,
bajo una exención total de impuestos por un periodo de 30 años, a personas o
entidades radicadas fuera del país.

 

El Consejo
Nacional De Zonas Financieras Internacionales, tiene la potestad de emitir
permisos de operación a las empresas que soliciten y cumplan con los estatutos,
así como también regular las actividades de las ya establecidas.

 

INCENTIVOS
A LA INVERSION PARA EMPRESAS OPERADORAS EN CENTROS LOGISTICOS:

 

El Decreto
262-15 establece que los centros logísticos son áreas ubicadas dentro de la zona
aduanera donde las empresas operadoras logísticas con la debida autorización de
la Dirección General de Aduanas de la República Dominicana pueden ofrecer
servicios de: administración, embalaje, distribución, clasificación,
etiquetado, transporte de carga y entre otros.

 

Las
operadoras logísticas disfrutan de ciertos beneficios, como la reducción del pago
de impuestos sobre la renta, quedando este fijado a un 3,5%  de las ventas realizadas en el mercado local,
y la exención total del pago de derechos aduanales sobre ciertas mercancías cuyo
fin es la exportación dentro de un periodo de tiempo pautado.

 

INCENTIVOS
A LA INVERSION EN EL SECTOR TURISTICO:

 

El aumento del turismo en la Republica Dominicana inició en 1971,
periodo de crecimiento que aumenta con la promulgación de una ley que brindó
grandes incentivos fiscales para los inversionistas dispuestos a arriesgarse e
invertir en un país que en ese momento ocupaba el último lugar como destino turístico
en el Caribe. Hoy en día estos incentivos aún permanecen vigentes en un período
donde la Republica Dominicana se ha posicionado como el destino turístico número
uno en el Caribe, esto les permite a los inversionistas que aun gozan de estos
beneficios seguir invirtiendo en el país. En efecto, la Ley 158-01, de
incentivo turístico, modificada por la Ley 195-13, otorga extensas exenciones
fiscales, por períodos de hasta quince años, para proyectos que hayan cumplido
con los requisitos establecidos.  

 

INCENTIVOS
A LA INVERSION EN FUENTES RENOVABLES DE ENERGIA:

 

La Ley 57-07
sobre Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía y de sus Regímenes especiales
motiva la inversión en la misma mediante la concesión de esta y otras
exenciones fiscales: (a) exención de pago de todo tipo de impuestos de importación
y de del impuesto sobre la transferencia de bienes industrializados y servicios
(ITBIS) sobre toda maquinaria necesaria para la producción de energía renovable;
y (b) exención por un periodo máximo de 10 años y valido solo hasta el 2020,
del pago de todo impuesto sobre la renta derivado de la venta de algún producto
y/o servicio creado a base de energía renovable.

 

La Comisión
Nacional de Energía es la institución de regular y aprobar los operativos y dar
seguimiento del cumplimiento de la Ley 57-07.

 

 

INCENTIVO
A LA INVERSION EN LA INDUSTRIA DEL CINE:

 

La Ley
108-10, es la ley encargada de crear el marco legal para la producción,
desarrollo y distribución de películas, videos musicales y otros audiovisuales en
la República Dominicana, así como también como para fomentar la creación de
salas de cine y estudios cinematográficos. Los incentivos fiscales de mayor relevancia
son: (a) la exención del pago del impuesto sobre transferencia de bienes industriales
y servicios(ITBIS), (b) exención sobre el pago de impuesto sobre la renta para
las empresas que decidan construir salas de cine o estudios cinematográficos o
de grabación; y (c) un crédito fiscal transferible de nada más y nada menos que
el 25% de los gastos hechos por las empresas en la República Dominicana en la producción
de la película, sujeto a ciertos requisitos.

 

Para sacar
provecho de estos incentivos, los inversores deben tener el permiso
correspondiente de la Dirección General de Cine, institución cargada de la regulación
de la Ley.

 

INCENTIVOS
GENERALES PARA LA INNOVACION E INNOVACION INDUSTRIAL:

 

La Ley 392-07 sobre Competitividad e Innovación Industrial creó el
marco legal para mejorar la competitividad y calidad de la industria nacional y
de los productos dominicanos en el extranjero, a través de beneficiosos
incentivos que promueven la renovación y la innovación industrial.

 

Los incentivos que otorga la ley a empresas calificadas son, entre
otros: (a) la exención del pago del impuesto a la transferencia de bienes
industriales  y servicios (ITBIS) sobre
materia prima, maquinaria pesadas y bienes de capital; (b) la amortización acelerada
de bienes y equipos industriales; y (c) el reembolso de algunos impuestos a los
exportadores.

 

Para tener acceso a estos incentivos, las industrias deberán
obtener la debida certificación del Centro de Desarrollo y Competitividad
Industrial (Pro-industria), el organismo institucional encargado de la regulación
de la Ley.

 

INCENTIVOS
A LOS INVERSIONISTAS INMIGRANTES:

 

La legislación
migratoria dominicana otorga a los extranjeros que cumplan con los requisitos
de inversión de no menos de 200.000 dólares los siguientes incentivos fiscales:
(a) trámite acelerado del proceso de residencia dominicana; (b) exención de
impuestos en la importación sobre sus pertenencias; (c) exoneración parcial se
los impuestos de importación sobre vehículos de motor; (d) exención de los
impuestos correspondientes a la compra de su primer inmueble en el país; exención
permanente del pago de los impuestos correspondientes a dividendos e intereses
recibidos de fuentes extranjeras; y (f) una reducción del 50% en el pago del
impuesto sobre la propiedad y de las ganancias de capital.